Milano Negro

Ave rapaz que se alimenta de carroña.

El Milano Negro es un ave que pertenece al grupo de rapaces, aun así no es propiamente lo que entendemos como un cazador nato. Al carecer de la habilidad de atrapar animales vivos, se conforma con cualquier conejo o ave herida que sea fácil de capturar.

No desperdicia la oportunidad de alimentarse de animales muertos, por este motivo podríamos decir que este pájaro se encuentra situado entre las rapaces y las carroñeras.

Es muy frecuente ver al milano merodear los cursos de los ríos o en las orillas de pantanos y lagunas, en busca de peces muertos.

También se puede observar en las cercanías de vertederos urbanos que le proporcionan gran cantidad de alimentos.

Un ave muy conocida por situarse cerca de las carreteras muy cerca de poblaciones, a la espera que algún animal sea atropellado por algún vehículo. No tardará en aprovechar la oportunidad, posarse en la carretera para apoderarse del cadáver.

Muy castigado por esa razón, muchos milanos mueren atropellados en nuestras carreteras.

Es un animal que contrariamente tiene un talento innato para realizar acrobacias aéreas, las cuales emplea con gran entusiasmo en la época de apareamiento.

Es fácil observar en esta época a los milanos hacer vertiginosos picados en el cielo, en dirección a su pareja; ascenso verticales y vuelta a caer como si de una hoja seca se tratara, con las garras sujetas a las de su compañera.

Llega a España en el mes de marzo, incluso algunos ejemplares en febrero. A finales de julio inicia su regreso hacia África.

Es una rapaz de carácter gregario, reuniéndose en grupos cuando encuentran restos comestibles, ya sean animales muertos o vertederos.

Son animales que pueden verse reunidos en colonias en la época de cría.

Curiosidades del Milano Negro:

  • Identificación: Pardo oscuro por encima; pardo rojizo por debajo; cabeza clara estriada de pardo; cola escotada; iris gris o amarillo claro; ambos sexos iguales.
  • Nidificación: Nido viejo de córvido o rapaz, construido en un árbol, a veces, en una pared rocosa; puesta en abril a junio, 2 o 3 huevos blancos manchados de pardo; incubación durante 32 días; los pollos abandonan el nido tras unos 40 días.
  • Alimentación: Peces enfermos o muertos; carroña, mamíferos, reptiles, batracios, moluscos, insectos, aves y deshechos humanos(vertederos).
  • Milvus migrans

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *