Cotorra argentina en Madrid. Solución para esta plaga.

tres cotorras argentinas verdes

Los ciudadanos podemos ayudar a eliminar las cotorras argentinas.

En el ayuntamiento de Madrid se enfrentan a un verdadero reto. Poder combatir la proliferación de las cotorras argentinas, es verdadero quebradero de cabeza para los expertos en control de plagas.

Muchos son los métodos empleados hasta el momento, sin que ninguno haya dado los resultados deseados.

Actualmente en la comunidad de Madrid se estima en más de 10.000 ejemplares. Este censo data de 2015, posiblemente superemos ampliamente estas cifras.

Parece que la línea de trabajo para su eliminación va encaminada a la destrucción de sus nidos y huevos, esta tarea es sumamente complida. Exige un gran numero de efectivos y medios para poder hacerlo.

A esto hay que sumar las costumbres de estos pájaros, las cotorras una vez es destruido su nido, se desplazan a otra ubicación para construir otra colonia, de esta forma lo único que logramos es cambiar el problema de sitio.

Teniendo en cuenta las limitaciones de presupuestos que tienen nuestros municipios, tal vez los ciudadanos podríamos ayudar con este problema.

La cotorra argentina, al estar catalogada como especie invasora puede ser capturada sin problemas legales por cualquier persona.

Como podemos ayudar los ciudadanos a exterminar a la cotorra argentina.

Necesitamos para esta tarea la ayuda por parte del ayuntamiento, sería muy buena opción que alguna asociación pudiera conseguir una pequeña subvención para poder adquirir un trampa para aves.

Estas trampas están diseñadas para que los animales no experimenten ningún daño. Por aproximadamente 20 euros, que es el coste de cada jaula, muchos ciudadanos tendríamos una herramienta muy útil para capturar estos animales con vida.

Una vez capturados, los ayuntamientos podrían dar un incentivo económico por cada ejemplar capturado, digamos por ejemplo 2 euros, esto es una cantidad simbólica.

Los animales podrían ser recogidos en los centros de protección animal de nuestra comunidad autónoma, donde se abonaría a los «cazadores urbanos» la recompensa por los especímenes capturados.

Si la población de cotorras, son 10.000 ejemplares aproximadamente y lograran capturarse todas y cada una de ellas, supondría al ayuntamiento un coste de 20.000 euros totales.

Si a esto le sumamos la subvención por la adquisición de la trampa jaula, imaginemos unas 3.ooo unidades, eso costaría 60.000 euros, con la posibilidad de reciclar estas jaulas para otras tareas, y así aprovechar su vida útil.

En resumen, con 80.000 euros, tendríamos nada mas y nada menos que 3.000 puntos en nuestra comunidad combatiendo esta plaga.

Los resultados pueden ser sorprendentes y entre todos ayudamos, tal vez sería un problema que podríamos solucionar en un plazo de tiempo breve.

Cazadores de cotorras.

No supondría gran esfuerzo económico poder realizar este plan anti cotorras. Nuestra labor como cazadores tampoco sería muy complicada. Tan solo acomodar una jaula en alguna de nuestras ventanas, poner algo de cebo… alguna fruta que les encanta a las cotorras, y disponer de una caja de cartón con agujeros para transportar a las aves al punto de recogida.

¿Qué os parece la idea?, podría ser una solución e incluso hasta podría ser divertido. Y seguramente alguna cotorra nos cae simpática y podemos adoptarla como mascotas… al fin y al cabo es un ave exótica que podemos enseñar a hablar o que realice algunos trucos.