Cómo identificar a las aves

Aprende a identificar a los pájaros que pueden venir a tu jardín.

Las claves para identificar a las aves son pocas y sencillas. La primera es tener paciencia.

No podemos esperar, especialmente cuando somos principiantes, poder identificar cada ave la primera vez que se ve.

Debe tenerse una vista suficientemente buena, y las aves estarán ocupadas en sus quehaceres sin darse cuentas, o a veces dándose cuenta, de que un observador está tratando ansiosamente de descubrir si se trata de un carbonero común o un carbonero garrapinos.

La segunda regla es actuar con cuidado. Debemos ser silenciosos, pausados en los movimientos y mantener una distancia prudente a cada pajarillo.

Para tener éxito en nuestra identificación, a parte de lo ya dicho, es muy conveniente disponer de algún manual o dispositivo móvil que contenga fotografías de cada una de las especies que habitan nuestro entorno.

Como ya explicamos en el articulo sobre «como atraer pájaros a tu jardín«, en este articulo explico algunas estrategias para que los pajarillos se acerque a nosotros y se familiaricen con nuestra presencia. Pudiendo así observarlas a muy corta distancia.

Es muy importante disponer de unos prismáticos adecuados para la observación de estos animales con una óptica 7x o de 8x, será suficiente para poder ver con detalle la morfología de cada pájaro.

Es algo muy útil aprender los nombres de memoria de las diversas partes de un ave. Así podremos tomar notas sobre sus observaciones, para comprobarlas después, caso de haya alguna duda.

Topografía de un ave.

Partes importante en la cabeza de un ave.

Partes del ala de un ave.

Para la identificación correcta, podemos seguir estos 11 puntos que pueden ser de gran ayuda:

  • El tamaño, comparado con el de algún ave común o de la que ya tengamos conocimiento y la forma general. Por ejemplo el gorrión común, para ves pequeñas. el Mirlo para aves medianas o ánade real para acuáticas.
  • El color general, por encima y por debajo.
  • Mancha o marca conspicua, su color y posición aproximada.
  • Tamaño y forma del pico, patas, cola y cuello.
  • El color del pico, patas, ojos y dedos.
  • Movimientos y carácter del vuelo. Incluso del paso si se trata de terrestres. En algunas ocasiones las pautas de conducta son muy útiles para su identificación. Como el movimiento de la cola en las lavanderas, o el cernerse en el cielo del cernícalo.
  • Notas de reclamo y canto. La voz es una de las mayores ayudas para la identificación. En ocasiones es más sencillo identificar a las aves por el oído que por la vista.
  • Comparación con otras aves que conozcas o vengan a la memoria.
  • La época de año, la hora, el lugar y el tiempo atmosférico son datos muy importantes para la identificación.
  • El hábitat y alrededores.
  • El ángulo de visión, condiciones de luz, distancia del ave al observador o el hecho del que el ave este nadando, descansando o en vuelo deben tenerse en cuenta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *