Pinzón

El pinzón vulgar es sin duda el mejor cantor de nuestros bosques.

Este pequeño pájaro podemos observarlo en parque y jardines de nuestras ciudades, aunque pasa desapercibido puede reconocerse muy facilmente por sus vivos colores.

Es un ave, el pinzón de una belleza singular. En particular el macho en la época de celo.

El pinzón vulgar es uno de los pájaros más extendidos por Europa y Asia.

Este pajarillo es bastante discreto, al empezar la primavera el pinzón vive en parejas, hasta que los pequeños estan criados. Hacia el final del verano, se reunen numerosos pinzones esperando la partida migratoria del otoño.

Las poblaciones de pinzones se desplazan de la Europa central hacia las comarcas mediterráneas y los que habitan más al norte llegan a nuestro país a principios del invierno.

Es muy curioso que las grandes agrupaciones de pinzones se componen en su mayoría por aves del mismo sexo. Esto se explica por que los machoe emigran por un lado y las hembras por otro.

Cuando llega el momento de la reproducción, el macho se ubica en un lugar muy determinado y comienza su bello canto.

El canto del pinzón no es un himno de alegría o una alegoría a la primavera, mas bien se trata de un canto guerrero, que tiene como finalidad alejar a los machos rivales y advertirles de no penetrar en su territorio.

Si un macho de pinzón penetra en el territorio de reproducción de un congénere, sin duda se producirá una violenta pelea que designará quien se hará dueño de ese espacio.

La hembra es realmente quien elige la ubicación del nido y quien se encarga de construirlo, este duro trabajo se alargara en unos quince días.

La hembra realizara más de mil trescientas idas y venidas para transportar los materiales necesarios para construir el refugio de sus crias.

¿ Qué come el pinzón?

Este animal se alimenta de granos, yemas de plantas, frutas y diversos insectos. Su pico córneo es muy fuerte.

Curiosidades del pinzón

  • Incubación; 12 a 13 días.
  • Número de huevos; de 3 a 6 huevos. 2 puestas al año.
  • Peso del huevo; 1,1 a 2,4 gramos.
  • Peso del adulto; 17 a 30 gramos.
  • Longitud; 15 cm.
  • Envergadura; 26 cm
  • Grupo: Vertebrados, clase: Aves, Orden: Paseriformes, familia: Fringilidos, género y especie: Fringilia coelebs.

Perdiz Común

La perdiz es una típica ave de los campos españoles, que ahora coloniza la ciudad.

La perdiz es un ave muy apreciada en la cinegética, fuera de nuestro país solo se encuentra en algunas zonas de Francia e Inglaterra. En estos lugares fue introducida para su reproducción. También podemos encontrar este animal en puntos de Suiza e Italia septentrional.

Cría en prácticamente toda la península Ibérica, desde el nivel del mar hasta en las grandes alturas, pero muy especialmente en la meseta.

Su hábitat preferido es el campo cultivado, mezclado con el monte bajo. En los últimos años y ocasionado por la conquista urbana en los campos de cultivos, podemos ver sin mucha dificultad perdices campando a sus anchas por nuestros jardines, en busca de alimento y en ausencia de depredadores.

Estos animales son corpulentos y muy pesados, por lo que para alzar el vuelo necesitan de una corta carrera que les de impulso para poder elevarse.

Su vuelo es un violento aleteo para después planear en linea directa al punto de aterrizaje, son vuelos muy cortos prefiriendo en muchos casos desplazarse caminando.

La hembra de perdiz realiza una números puesta, de unos 15 huevos o más, la puesta se produce en el suelo. Deposita sus huevos en un hoyo, con frecuencia efectúa dos puestas al mismo tiempo. La hembra incuba un nido y el macho se hace cargo del otro.

La importancia de la perdiz en la cinegética.

Esta especie tiene una gran importancia dentro del ámbito de la caza, la perdiz común es la reina de la caza menor.

Es indiscutible que su caza mueve la economía de muchas poblaciones que ponen a disposición de los cazadores su cotos. La caza de este animal es muy variada, aunque destaca por encima de las demás la caza de perdiz con reclamo.

En ocasiones la perdiz de reclamo es una hembra de perdiz en jaula, que entona su canto de parada nupcial atrayendo a los machos hacia las escopetas de los cazadores.

También los cazadores con gran cultura cinegética, son capaces de construir un reclamo de perdiz hembra. Este está dotado de un fuelle cosido de piel, atado a un pito, que usado con habilidad imita a la perfección el canto de la perdiz hembra.

La perdiz abatida no se desaprovecha como sucede con otras especies, esta acabará en la mesas para disfrute de los comensales por su buen sabor y la multitud de recetas que acepta este tipo de carne; perdiz escabechada, perdiz estofada, perdiz a la toledana, perdiz con arroz y un largo etc.

Curiosidades:

  • Identificación; plumaje pardo, lista blanca y roja sobre el ojo, flancos de color gris claro listados de castaño, oscura en el pecho; ambos sexos son iguales.
  • Nidificación; el macho se encarga de la confección del nido, un hoyo en el suelo cubierto de hierba seca, puesta en abril o junio, entre 10 0 15 huevos amarillos o castaño amarillento, la incubación dura aproximadamente 25 días por uno o ambos padres; los pollos salen del nido nada mas nacer, alcanzan la facultad de volar unas dos semanas después.
  • Alimentación; principalmente granos y brotes; flores, hojas y semillas de plantas pequeñas. También comen pequeños insectos arañas, saltamontes, grillos, hormigas, etc.
  • Alectoris rufa.

Escribano Palustre.

Pájaro que posee un llamativo collar blanco que contrasta con su cabeza negra, esto sucede tanto en el macho como en la hembra. Su color es parduzco.

Sus vuelos son cortos y nerviosos, su cola se mueve con viveza en su posadero, mientras entona un canto monótono conformado por una sucesión de notas chirriantes.

El cortejo de este pájaro consiste en persecuciones rápidas, acabando a menudo en un simulacro de lucha, cayendo ambas aves a pie de tierra.

El macho en los momentos del cortejo, esponja su collar blanco, exponiéndolo así a la hembra.

Se trata de un animal polígamo, un macho puede ser dueño de varias nidadas con distintas hembras.

Como norma general son pájaros sedentarios, aunque algunos ejemplares se desplazan desde puntos de Europa para pasar el invierno en la Península Ibérica.

Las zonas principales de cría son los lugares pantanosos con vegetación y márgenes herbosas de los ríos, donde poder construir sus nidos lejos del alcance de los depredadores.

Identificación; El macho con plumaje nupcial, tiene la cabeza y la garganta negras con collar blanco, dorso pardo listado, obispillo grisáceo, parates inferiores pardo grisáceo, el diseño de la cabeza se difumina en invierno; la hembra parda listada con bigoteras blancas y negras.

Nidificación; La hembra construye el nido con hierba seca, forrado con pelo e hierbecillas, normalmente en cepellón o en el suelo, entre la vegetación; la puesta en abril o junio, 3-5 huevos, ante-oliváceo o verde claro, marcados de negro; la incubación es por parate de la hembra, unos 14 días; los pollos son cebados por ambos padres, los cuales vuelan a los 12 días.

Alimentación; Principalmente semillas de plantas acuáticas, caracoles, escarabajos, orugas y otros insectos.

Emberiza schoenidus.

Oropéndola

Curioso pájaro de color amarillo intenso.

Hacía el mes de abril, coincidiendo con la llegada de la primavera, la cual llena de hojas los árboles de hoja caduca. Se oyen los primeros silbidos, muy claros y sonoros de la maravillosa Oropéndola.

Se puede oír con gran claridad sobre el resto de cantos debido a su contundencia y sonoridad notable.

Es un ave difícil de ver, muy tímida en su comportamiento y con gran afición por permanecer oculta entre la frondosidad de los árboles.

Su hábitat natural es en los bosques de caducifolio, optando con frecuencia por las choperas de los valles fluviales. En la actualidad es un animal que puede verse, no sin prestar muchísima atención vagar por nuestros parque y jardines donde exista cercanía de agua.

Su periodo de reproducción es relativamente corto, en aproximadamente un mes y medio estas aves están preparadas para iniciar su viaje migratorio. Este se produce a principios de julio.

Viajan siempre durante la noche y aprovechan el día para alimentarse. Entre sus comidas favoritas destacan los higos, siendo así fácil poderlas observar posadas en alguna higuera a lo largo se su camino.

El desplazamiento que desarrollan estas aves es dirección sur, llegando al África tropical, donde residen todo el invierno. En primavera atraviesan el Mediterráneo llegando a España durante el mes de abril.

Esta migración suelen hacerla en solitario, o en grupos pequeños de tres o cuatro individuos.

El macho goza de una coloración muy llamativa, destacando el amarillo intenso con el negro tizón. Por el contrario la hembra tiene una coloración mucho menos vistosa, generalmente verdoso.

El color de la hembra le hace un ave perfectamente mimetizable en la vegetación donde suele anidar.

Curiosidades de la Oropéndola:

  • Identificación; macho cuerpo amarillo dorado, alas negras con mancha amarilla y cola negra, con «esquinas » amarillas. Pico rosa, patas gris-azulado e iris rojo. La hembra, por la parte superior verde oliva, por abajo blancuzca, débilmente rayada de pardo en el pecho; alas y cola parda con el amarillo mucho menos extendido y más apagado.
  • Nidificación: Nido suspendido en una horquilla de ramas, 3-4 huevos blancos, levemente manchados de pardo-púrpura; incubación, por ambos sexos, de 14 a 15 días; los pollos son alimentados por ambos padres, abandonan el nido a los 14 días.
  • Alimentación: Coleópteros, orugas, mariposas, arañas, moluscos; frutos (cerezas, higos, frambuesas, etc.
  • Oriolus oriolus.

Pito real

Un pájaro que extermina plagas de hormigas.

Este pajarillo es un animal muy tímido y espantadizo, si se siente observado se apresura a dar vueltas alrededor de un troco, para no permanecer a la vista.

Es poseedor de una esbelta silueta, prolongada de un pico en forma de puñal.

Es un ave trepadora, con sus poderosas uñas se aferra a las cortezas de los árboles, haciéndolas crujir en su escalada nerviosa. Se detiene en las fisuras de las mismas, para introducir su lengua protráctil y capturar así, hormigas xilófagas.

El pito real, sobre todo se alimenta en el suelo buscando insectos, incluso en zonas de costa, puede observarse a este animal rebuscar entre las algas de la orillas rocosas en busca de pequeños crustáceos.

En primavera a los pitos reales se les puede escuchar a gran distancia por su sonoro «relincho», más melodioso que su bien conocido grito. El canto de la subespecie ibérica, que tiene las mejillas grises, es más silbado y musical que el de las aves del resto de Europa.

Desde marzo, el macho comienza a excavar un espacioso agujero en algún viejo árbol. Es un pájaro muy territorial, defiende su lugar de nidificación con gran ahínco ante posibles rivales.

El desafio del pito real consiste en movimientos de cabeza de un lado al otro, abriendo las alas y la cola al mismo tiempo.

Curiosidades del pito real:

  • Identificación: El más brillante y coloreado de los picos españoles; píleo carmesí; partes superiores verde mate; partes inferiores verde grisáceo oscuro; obispillos amarillo; lista bajo el ojo roja en el macho, negra en la hembra.
  • Nidificación: Ambos sexos barrenan un agujero en un árbol; las astillas desechadas se esparcen por el suelo.
  • Puesta: en marzo-abril.
  • Número de huevos: entre 5 y 7 huevos.
  • Color del huevo: Blanco.
  • Incubación: Alrededor de 19 días, por ambos sexos.
  • Abandono del nido: los pollos vuelan tras 18 a 21 días.
  • Alimentación: Larvas de insectos xilófagos, polillas y otros insectos, principalmente hormigas, lombrices, moluscos; algunas semillas, bayas y frutos.
  • Picus viridis.

Pájaro carpintero

Ave inspiradora del famoso pájaro loco de walt Disney.

pájaro carpintero picando pino.

Este bonito pájaro, aún en invierno, escogerá una rama seca o un tronco hueco sin corteza, y bien apoyado en sus patas, lo martillea vigorosamente con golpes rápidos y rítmicos, en series de unos doce. Que hacen resonar la madera de una forma extraña.

Alguno, incluso prefieren elegir objetos metálicos para esta manifestación sonora.

el pájaro carpintero, llamado también pito picapinos construye él mismo su nido, perforando la madera de algún tronco o aprovechando cavidades ya existente que haya usado otro pico en algún momento.

Es un animal que anida con mucha facilidad en anidaderas o nidos artificiales, por esta razón es un pájaro fácil de atraer a nuestro jardín si colocamos alguna de estas en nuestros árboles.

Habita en zonas arboladas, de muy diversos tipos, tanto frondosas como de coníferas, incluso en alta montaña. Pero como otras especies, también se ha instalado muy cerca de nuestros hogares urbanos.

No es difícil poder escuchar el taladro de su pico en nuestros jardines, oir su canto que parece una alocada risa e incluso verlo gatear por los árboles con un descaro propio de otras especies.

Normalemente se alimenta en los arboles, al contrario que sus parientes el pico verde y el pito real que suele bajar a la tierra alimentarse.

Debido a esta costumbre alimentaria, y aunque es un ave principalmente sedentaria. Ante la escasez de alimento se comporta como una ave irruptora.

Así, en los inviernos crudos, en los que el alimento es inexistente, se producen desplazamientos masivos hacia regiones más meridionales.

Curiosidades del pájaro carpintero.

  • Identificación: Negro con parches y manchas negras, el macho tiene carmesí en la cabeza, los jóvenes píleo rojo, ambos sexos ya todas las edades tienen rojo debajo de la cola.
  • Nidificación: Ambos sexos excavan el agujero generalmente en árbol.
  • Altura del nido con respecto al suelo: de 3 a 4 metros.
  • Composición del nido: apenas un montón de virutas.
  • También anidan en cajas artificiales con facilidad.
  • Incubación: 16 días.
  • Puesta: en mayo y junio.
  • Número de huevos: entre 4 ó 6 huevos.
  • Los pollos son alimentados por ambos progenitores.
  • Abandono del nido: A los 19 ó 20 días., algunas arañas
  • Alimentación: Principalmente larvas de escarabajos, avispas y polillas;
    ocasionalmente pollos de aves hurtados de los nidos; pequeña dieta vegetal.
  • Dendrocopos major

Ruiseñor común.

Un pájaro que destaca por su hermoso canto.

ruiseñor bebiendo

Hace algunos años, como otras muchas especies dentro de las aves, al ruiseñor común sólo se podía observar en lo más profundo de los bosques.

En la actualidad, podemos observar este ave en nuestros entornos urbanos, atraído por el alimento y la ausencia de depredadores. El ruiseñor es poseedor de un precioso canto, muy cotizado por ello entre los ornitólogos.

Es una animal muy difícil de observar, por su costumbre de permanecer oculto entre la densidad del follaje.

El ruiseñor está emparentado con los mirlos y los zorzales. Busca su comida en tierra, alimentándose de insectos, gusanos y larvas, rara vez picotea alguna baya.

Este pájaro construye su nido con hojas, cerca del suelo o incluso en él, lo que le hace prácticamente invisible.

La época de reproducción comienza hacia mediados de abril, y es el momento en el que podemos escuchar su canto. Entona sus trinos tanto de día como de noche, pero cuando otros ruidos cesan es cuando se escucha mejor su melodiosa voz.

El ruiseñor no emplea su canto como una manifestación de alegría, sino una forma de indicar su presencia y delimitar acústicamente su territorio. El macho no tolera ninguna intrusión en el territorio que comparte con su pareja.

En su cortejo nupcial, el macho despliega su cola, la sube y la baja, agitando las alas e inclinándose hasta llegar con el pico a menor altura de su posadero.

El canto del ruiseñor alcanza su punto culminante en junio, en el momento en el que nacen las crías. También se piensa que el macho utiliza este sistema para delimitar el territorio de sus propios hijos, hasta que estos están desarrollados para ser independientes.

Curiosidades del ruiseñor común.

  • Identificación: Partes superiores prado-oliváceas. Pecho, garganta y frente rojo anaranjado; abdomen blancuzco. Ambos sexos iguales.
  • Incubación: 12 días.
  • Número de huevos: 4 ó 5 huevos.
  • Peso del adulto: 22 a 26 gramos.
  • Longitud: 16 cm.
  • Envergadura: 23 a 25 cm.
  • Las crías abandonan el nido desde los 10 días.
  • Alimentación: Insectos, lombrices, larvas, gusanos, arañas y bayas.
  • Género: Vertebrados, clase: Aves, orden: Paseriformes, familia: Túrdidos, Luscinia luscinia.

Herrerillo capuchino

Su cresta apuntada le distingue de otros paros.

Hace años, los herrerillos capuchinos sólo podían observarse en los pinares peninsulares, en bosques mixtos y espesuras. En la actualidad este pajarito puede observarse sin dificultad en cualquiera de nuestros parques, dentro de las ciudades.

A finales de invierno empieza su cortejo nupcial. Suele hacerlo en vuelo o enderezando su cresta, haciendo vibrar su alas mientras la hembra explora cavidades de los árboles o agujeros en las vallas de madera.

Con mucha frecuencia elige el lugar para anidar en agujeros de madera podrida e incluso escoge un hueco entre las ramas de un nido de rapaz, incluso aunque esté habitado.

En septiembre, con la llegada de la época fría, se reúne con otros pajarillos, como carboneros, reyezuelos y trepadores. Los cuales se asocian para buscar comida.

Es un animal que le encanta anidar en casas para pájaros artificiales, por lo que podremos atraerlo a nuestro jardín muy fácilmente, colocando algún nido artificial estratégicamente colocado.

Curiosidades del herrerillo capuchino.

Identificación: Cresta de plumas negras bordeadas de blanco: semicírculo negro alrededor del ojo; dorso pardo grisáceo; sexos iguales.

Nidificación: Agujeros naturales, excavado en un tocón de pino y cajas nido artificiales.

Material del nido: Pelos, plumas y lanas. El macho colabora en la construcción del nido.

Puesta: en Abril-mayo.

Cantidad de huevos: 5 o 6 huevos

Color del huevo: Blanco con pintas pardo rojizo

Incubación: Sólo por la hembra, aproximadamente unos 14 días.

Abandono del nido: Son cebados por ambos padres y abandonan el nido a los 18 días.

Alimentación: Áfidos, orugas y otros insectos pequeños. Ocasionalmente semillas de coníferas y bayas de juníperos.

Género y especie: Parus cristabus.

Herrerillo común.

El herrerillo común es uno de los pájaros más difíciles de alientar en los jardines.

Herrerillo en casa de madera

El Herrerillo común es uno de los pajaritos más encantadores. En los primeros días cuando llega el buen tiempo, es el momento en el que el macho se lanza en vuelo nupcial desde la copa de los árboles.

Utiliza sus azuladas alas como si fueran un paracaídas, su plumaje, pecho amarillo azufre y capirote azul es de un color muy vivo.

Este pájaro se limita aún más que el carbonero común a los árboles de hoja caduca, y suele evitar los árboles de coníferas.

Desde el mes de febrero la cavidad del nido, frecuentemente muy estrecha, es elegida y defendida por el Herrerillo contra otros paros.

Muy silencioso en verano, sólo se le oye a primeras horas de la mañana. En el mes de septiembre vuelven a hacerse muy vivaces. En esta época podemos observar numerosos individuos formando bandos.

El Herrerillo es una ave exclusivamente insectívora, en la época invernal, a causa de la escasez de alimento, se transforma en un pájaro extremadamente nervioso. Se le puede observar sin dificultad en nuestros jardines, buscando ansiosamente larvas y ninfas ocultas bajo las cortezas y hojas caídas.

Es un pajarillo que tiene costumbre de utilizar las casas para pájaros, gracias a esto su proliferación se ha visto notablemente aumentada, siendo esto una buena noticia por ser un ave muy beneficiosa para nuestro entorno.

Si queréis podéis consultar el artículo sobre cómo atraer pájaros a tu jardín.

Curiosidades del Herrerillo común.

Identificación: Alas, cola y capirote azules; mejillas blancas; dorso verde y partes inferiores amarillas; ambos sexos son iguales.

Nidificación: Cría en agujeros de árboles, cajas anideras o huecos en muros.

Composición del nido: musgo, hierbas, pelo y lanas.

Meses de puesta: Abril- mayo.

Color del huevo: Blancos con puntos pardo rojizo.

Cantidad de huevos: entre 8 y 15 huevos.

Incubación: Sólo por la hembra, alrededor de 14 días.

Alimentación de las crías: Ambos progenitores, abandonan el nido a los 14 días aproximadamente.

Alimentación: Sobre todo pulgones, orugas y otros insectos. raramente algunos frutos, granos y semillas.

Género y especie: Parus caeruleus.

Carbonero común

Nervioso pajarillo muy numeroso en nuestras ciudades.

fotografía realizada por Federico Maderno.

Los carboneros comunes son pájaros extremadamente activos, tanto si es para buscar comida, como si exploran lugares donde construir su nido.

En las estaciones de frio se reúnen en pequeños grupos muy ruidosos, a los que se les unen otros pajarillos como trepadores, Agateadores, Reyezuelos, Herrerillos e incluso, a veces, un Pico Carpintero.

Se distinguen por su vivo plumaje, en el que se mezclan amarillo brillante, blanco puro, negro lustroso y verde oliva.

El carbonero común se puede ver con mucha facilidad en nuestras ciudades, se confunde en muchas ocasiones con el carbonero garrapinos, también muy abundante en nuestros parques y jardines.

A finales del invierno el macho visita los agujeros de los árboles y los muros o las cajas anideras, para tratar de atraer a la hembra, a la que alimenta con presas escogidas.

La construcción del nido y la defensa de su territorio absorben pronto las energías de los Carboneros Comunes, crían normalmente dos polladas antes de la época estival, en la que mudan su plumaje.

Curiosidades del carbonero común:

  • Identificación: cabeza y cuello negro brillante.
  • Puesta: de 8 a 10 huevos.
  • Incubación: 13 a 16 días.
  • Peso de huevo: 1,2 gramos.
  • Color de huevo: blanco manchado de pardo-rojizo.
  • Peso del adulto: 8 a 16 gramos.
  • Longitud: 11 cm.
  • Envergadura: 18 a 19 cm.
  • Las crías abandonan el nido a los 16 a 23 días.
  • Alimentación: Principalmente insectos, incluyendo orugas, pulgones,cóccidos; algunas yemas, frutos y semillas.
  • Grupo: Vertebrados, clase: Aves, orden: Paseriformes, familia: Páridos, género y grupo: Parus major.