Autillo

El autillo es el búho más pequeño de todas las especies europeas.

El pequeño autillo es un ave nocturna extremadamente misteriosa, se trata de un animal experto en el arte del camuflaje.

Su forma es esbelta y alargada, su plumaje es mimético, el cual le permite pasar totalmente inadvertido para los observadores. Probablemente será fácilmente confundido con una rama seca.

El autillo es un ave migratoria, pasa el invierno en África del norte, volviendo a Europa hacia el mes de abril para iniciar la reproducción.

Este búho es una réplica casi exacta del «búho real» llamado también gran duque.

La principal diferencia con respecto a su congenere es el hecho que no presenta ningún miedo al seer humano.

Por esta razón es muy fácil que se instale en pueblos o en ciudades sin demostrar, encontrando en estas el cobijo y la alimentación necesaria para su supervivencia.

Es un gran aficionado a visitar huertos y plantaciones de árboles. Es muy frecuente poder observarlo en olivares. En la montaña puede habitar en alturas superiores a los 1.200 metros.

El autillo no tiene ninguna actividad durante el día, esperando la llegada de la oscuridad para comenzar sus cacerías.

¿Qué come el autillo?

Es un pájaro principalmente insectívoro. Su forma de cazar; es precipitarse como una bala sobre los insectos gruesos y las mariposas nocturnas. Es frecuente observarlo posado cerca de farolas o fuentes de luz, acechando a la posible llegada de insectos atraidos por la luz.

A parte de insectos, el autillo también captura roedores y pequeños pajarillos. Al contrario que otros búhos, nuestro amigo el autillo siempre despluma a los pájaros que captura antes de comérselos.

Anida normalmente en huecos de árboles viejos, pero no le importa hacerlo en nidales artificiales o entre las grietas de algún muro.

Curiosidades del autillo:

  • Incubación: entre 25 y 29 días, puesta de 3 a 6 huevos.
  • Peso de huevo: 10 a 11 gramos.
  • Peso del adulto: 60 a 145 gramos.
  • Longitud: 20 a 21 cm.
  • Envergadura: 49 a 54 cm.
  • Grupo; Vertebrados, clase; Aves, orden; Estrigiformes, familia; Estringidos, género y especie; Otus scops.

Búho Chico

Sus grandes orejas no son realmente sus pabellones auditivos.

Este curioso animal, posee unas orejas en forma de penacho de plumas, que realmente no tienen ninguna relación con sus oídos.

Esta ave rapaz nocturna es muy representativa en nuestra fauna, su actividad se desarrolla únicamente en la noche más cerrada. es fácilmente reconocible su ululación regular y grave en forma de: «hou-hou-hou».

Las horas de luz las pasa escondido en lo más profundo del bosque, o en lugares ruinosos que contengan algo de vegetación. Siendo tremendamente difícil poder observarlo.

Al llegar la noche, ya pasado el atardecer sale de su escondite, no sin antes haber lanzado algunas llamadas, para hacer sentir su presencia dentro de su territorio.

Es un gran cazador de pequeños roedores, suele emplear posaderos e incluso se atreve a salir a campo abierto, planeando silencioso en linderos y caminos.

Como muchos de sus congéneres, en la época de parada nupcial, efectúa vuelos acrobáticos, planeando o ejecutando saltos mientras ejecuta el chasquido de sus alas.

El búho Chico anida en cualquier lugar de la Península Ibérica. Un animal muy tímido y huidizo, normalmente solo podía ser observado en la profundidad de los bosques.

A día de hoy, no es raro poder escuchar su canto muy cerca de las ciudades, de ahí que no podamos olvidar en nuestros artículos a este curioso animal.

Curiosidades:

  • Identificación; Largas orejas, plumaje ocre con moteado y rayas oscuras, ojos amarillo-anaranjado, ambos sexos iguales.
  • Nidificación; normalmente utiliza viejos nidos de córvidos o madrigueras de ardillas, raramente construye su nido en el suelo, puesta en marzo-junio, 4 o 5 huevos de color blanco; incubación en torno a 26 días, sólo por la hembra; los jóvenes abandonan el nido después de 25 días.
  • Alimentación; Ratas, ratones, topillos, musarañas; fringílidos, gorriones, arrendajos; abejorros y escarabajos.
  • Asio otus.

Chotacabras

Pájaro gran cazador de insectos con hábitos nocturnos.

Cuando llega el atardecer, el chotacabras abandona su escondite que le ha servido de refugio durante las horas de sol.

Volando sigilosamente sin apenas oírse ningún ruido se posa en algún lugar elegido anteriormente como puesto de caza. Normalmente postes de teléfono o eléctrico cercanos a alguna fuente de luz.

Es durante estos momentos cuando puede oírse su voz, un ronroneo característico. Cambia el tono de su chirrido si gira la cabeza de un lado a otro.

Durante el día el chotacabras es casi invisible, permaneciendo quietos en el suelo. Su capacidad de mimetizarse con el paisaje es notable, sus plumas asemejan perfectamente un montón de hojas secas.

Con frecuencia también eligen un posadero de trozos de madera, en este caso aún es más difícil poder diferenciarlo de esta materia.

El nido que fabrica el chotacabras no es más que un hoyo en el suelo sin ningún revestimiento, normalmente ocupado durante años por la pareja.

Son aves migratorias, que llegan a la península desde África a principios de mayo o abril, usan los páramos y pastizales para criar, también en los linderos de los bosques pueden elegir el lugar para tener a su prole.

Pero ¿ por qué el nombre de chotacabras?

El chotacabras debe su nombre, a la falsa creencia de que se alimentaba de la leche de las cabras que pacían en las praderas.

Normalmente se les puede ver revoloteando cerca del ganado, pero no lo hacen para alimentarse de sus mamas, sino por que cerca del, ganado hay insectos, precisamente la fuente de alimentación de este ave.

Características del chotacabras

Identificación: Alas y cola largas; plumaje pardo grisáceo; boca orlada con cerdas; el macho tiene manchas blancas cerca de las puntas de las alas; distintivo canto de ronroneo.

Nidificación: Nidos en el suelo en forma de hoyo sin forro, puesta en mayo-abril, 2 huevos de color blanco, jaspeados de castaño o gris; incubación principalmente por la hembra durante 18 días; los pollos son alimentados por ambos padres y abandonan el nido a los7 días, permanecen cerca del nido y vuelan a los 17 días.

Alimentación: Insecto que principalmente cazan al vuelo.

Mochuelo común

Un búho de pequeño tamaño enemigo de las palomas.

El mochuelo simbolizaba a la diosa Atenea en la antigua Grecia.

Mochuelo común

Esta rapaz nocturna es un ave muy frecuente en nuestras comunidades. Es curioso saber que caza tanto de día como de noche, por eso es muy fácil de observar.

Posee una gran cabeza, con los ojos de iris color amarillo, los cuales le dan cierto aspecto de ferocidad.

Este ave era un animal legendario en la antigua Grecia, debido a su expresión casi humana, y a la particularidad de su mirada; simbolizaba a Atenea, diosa de la sabiduría y la ciencia.

cara de mochuelo

Su nombre latino, Athene, corresponde directamente al de la capital griega. El culto y la veneración por el mochuelo no han sobrevivido más allá de la decadencia de la civilización griega.

Pero esta ave entró posteriormente a formar parte de la superstición y del ocultismo. Fiel compañero de la brujas de antaño.

Al igual que otras rapaces nocturnas, el mochuelo ha sufrido persecuciones injustificadas por el ser humano, que lo crucificaban vivo en las puertas de los establos para conjurar a los malos espíritus.

El mochuelo sin embargo, en la actualidad es la más simpática de nuestras aves nocturnas. Posado en alguna rama o poste, se mueve con singulares movimiento; Si nos acercamos a él, se hincha y agacha, agitando su cabeza con movimientos bruscos en vertical.

Mochuelo posado en alambre

Estos movimientos, no afectan al resto del troco que permanece impasible, como si estuviera desencajado de la cabeza.

El mochuelo común es un carnicero. Permanece fiel al territorio elegido, y pasa en él toda su vida. Los intrusos son expulsados con gran ferocidad, pues no tolera la menor injerencia en sus cacerías privadas.

Un búho aliado en la lucha de las plagas de palomas.

El mochuelo tiene una dieta muy variada, insectos y pequeños roedores son su principal fuente de alimentación. También es depredador de pequeñas aves e incluso no desaprovecha la oportunidad de saquear nidos de palomas.

Por ello podemos considerarlo un buen mecanismo de combatiente de nuestras plagas urbanas como palomas y cotorras.

En reposo, parece una pequeña bola de plumas, pero cuando algo le inquieta, se entrega a una especie de danza vertical, extendiendo el cuerpo en vertical. Y mostrándose así mucho más esbelto.

Curiosidades del mochuelo común:

  • Identificación: Plumaje gris-castaño barrado y moteado con blanco; alas redondeadas, cola corta y vuelo ondulado; ambos sexos son iguales.
  • Nidificación: Nido sin material; cría en agujeros, generalmente en árboles, pero también en paredes de edificios, rocas o pedrizas, agujeros en arena y madrigueras de conejos. Pone en Abril-mayo, entre 3 y 5 huevos.
  • Color del huevo: Totalmente blancos.
  • Incubación: Alrededor de 28 días, sólo por la hembra.
  • Abandono del nido: 5 semanas.
  • Alimentación: Insectos; escarabajos, tijeretas, típulas, etc. Ratones, pequeñas ratas, y otros mamíferos de tamaño pequeño, algunas aves pequeñas, incluso crías de palomas, anfibios y lagartos.
  • Peso del adulto: 124 a 198 gramos.
  • Longitud: 22 a 27 cm.
  • Envergadura: 57 a 61 cm.
  • Grupo: Vertebrados, clase: Aves, orden: Estrigiformes, familia: Estrígidos, género y especie: Athenea noctua.

Lechuza blanca

preciosa ave considerada pájaro de mal agüero

La fantasmagórica figura de la Lechuza común parece blanca cuando se la sorprende de noche a la luz de una linterna; pero hacia el final del invierno, al escasear el alimento este ave se ve forzada a cazar durante el día.

lechuza común volando
lechuza común en vuelo

En este periodo puede verse su verdadera coloración: pardo dorada con partes inferiores blancas.

Lechuza blanca posada
colores dorados de la lechuza común

La lechuza cuando está cazando no depende sólo de la vista. Se ha demostrado que por su sentido del oído puede localizar a su presa en total oscuridad.

Aunque este animal basa su alimentación en pequeños roedores, no desprecia algún pajarillo o incluso palomas si tiene la oportunidad.

lechuza posada
Blanco puro de las alas de la lechuza común

Las poblaciones de estas aves son muy fluctuantes en número. Cuando los inviernos son muy duros reducen drásticamente su población. Afortunadamente, gracias a la capacidad reproductora la lechuza blanca puede recuperarse con relativa rapidez.

La lechuza común también caza palomas

Cara de lechuza blanca
Lechuza Blanca

A la lechuza común le gusta anidar en viejos edificios en ruinas, buscando la tranquilidad y la soledad. En los últimos años se pueden avistar ejemplares en plena ciudad, patrullando las calles en busca de pequeños roedores o por que no, una apetitosa paloma posada en un tejado.

Este animal no construye nido, sino que pone los huevos en un montón de «pelotas» que devuelve, hechas de los restos no digeridos de sus presas: pelos, plumas y huesos.

A estas pelotas se las denomina «egagrópilas«.

La lechuza blanca y el esoterismo. Simbología, sueños, ocultismo.

Todas la aves nocturnas, han tenido gran protagonismo en las ciencias ocultas por el misterio que las rodea. El manto de la noche hace a estas rapaces símbolos de brujería, protagonista de sueños, pájaros de mala suerte y un largo etcétera.

En particular la lechuza blanca, por las características vistas anteriormente, es sin dudarlo la protagonista principal en el mundo esotérico.

Soñar con una lechuza según los creyentes en estas supersticiones puede significar el estar inmerso en una solución a problemas de gran magnitud, sólo los sabios resolverán el enigma y si una lechuza aparece en el sueño será muy probable llegar a la solución.

También la lechuza blanca en simbología puede interpretarse como la muerte, incluso se le asocian poderes de revelación, inteligencia, trascendencia y percepción.

Si nos remontamos a la edad media, este animal siempre giraba en torno de la brujería y los alquimistas. Un bruja que se precie no puede aparecer sin una preciosa lechuza blanca en su hombro.

En la época griega, la diosa Atenea admiraba profundamente a la lechuza, teniendo como mascota a un búho. Esta diosa simbolizaba la sabiduría.

diosa athenea
Diosa Atenea

Como podéis ver la variedad de significados y simbologías de la lechuza es manifiesta, pero tal vez sólo sea una preciosa ave rapaz que silenciosa planea sobre nosotros sin apenas percibirla.

Selección de libros muy interesantes relacionados con los sueños y esoterismo.

Curiosidades de la lechuza blanca:

Incubación: 33 días

Número de huevos: de 4 a 6 huevos.

Color del huevo: blanco.

Peso del adulto: entre 219 y 460 gr.

Longitud: 37 a 40 cm.

Envergadura: 91 cm.

Las crías vuelan después de 9 a 12 semanas.

Grupo: Vertebrados, clase: Aves, orden: Strigiiformes, familia: Tytonidae, genero y especie: Tyto alba

Si quieres ver más videos y fotos de la lechuza blanca accede desde aquí.