blog

Fábula de la serpiente y el buho real.

Había una vez un Buho Real muy sabio y justo que vivía en un bosque. Era respetado por todos los animales y solía resolver conflictos entre ellos. Un día, la Serpiente entró en su reino y comenzó a causar problemas. Se enredó en los árboles y asustó a los otros animales, además de robar su comida.

El Buho Real decidió intervenir y llamó a una reunión con la Serpiente. «Serpiente, ¿por qué estás causando problemas en mi reino? Todos los demás animales merecen vivir en paz y armonía», dijo el Buho Real.

La Serpiente respondió: «Lo siento, Buho Real. No lo hice a propósito. Soy una serpiente y eso es lo que hacemos, nos enredamos y asustamos a los demás».

El Buho Real reflexionó y luego dijo: «Entiendo que eres una serpiente y que eso es tu naturaleza, pero debes aprender a convivir con los demás animales en el bosque. Si sigues causando problemas, tendré que expulsarte de aquí».

La Serpiente se dio cuenta de su error y prometió comportarse. Y así fue, la Serpiente aprendió a convivir con los demás animales y el bosque volvió a ser un lugar de paz y armonía.

Esta fábula enseña que todos debemos aprender a convivir y respetar a los demás, aun si son diferentes a nosotros. También muestra que el liderazgo sabio y justo puede resolver conflictos y restaurar la armonía.

Los pájaros y la política.

Las aves juegan un papel crucial en el equilibrio ecológico y en la biodiversidad de nuestro planeta. Por esta razón, la política y la regulación ambiental son importantes para proteger a las aves y su hábitat.

En muchos países, existen leyes y regulaciones que protegen a las aves y su hábitat. Por ejemplo, la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) regula el comercio de aves y sus productos para asegurar que no dañe las poblaciones de aves. Además, la Unión Europea tiene leyes y regulaciones que protegen a las aves y su hábitat, como la Directiva sobre Aves, que establece medidas para proteger a las aves y sus hábitats en toda la Unión Europea.

Sin embargo, a pesar de estas leyes y regulaciones, las aves siguen enfrentando desafíos significativos, como la pérdida de hábitat, la contaminación y la caza ilegal. La política ambiental y las regulaciones son importantes para abordar estos desafíos y proteger a las aves y su hábitat.

Además de la protección de las aves, la política también juega un papel importante en el desarrollo sostenible de la energía eólica. Los aerogeneradores pueden tener un impacto significativo en las aves y su hábitat, especialmente en las áreas de migración. La política y las regulaciones son importantes para minimizar este impacto y asegurar que los proyectos de energía eólica se desarrollen de manera responsable y sostenible.

En resumen, las aves son un componente vital de nuestro ecosistema y la política y la regulación ambiental son importantes para protegerlas y su hábitat. Es necesario continuar trabajando para asegurar que las políticas y regulaciones ambientales sean fuertes y efectivas y para abordar los desafíos que enfrentan las aves en todo el mundo.

Las aves mueren a causa de los molinos de viento

Las muertes de aves por accidentes con aerogeneradores son un problema creciente en todo el mundo. Cada año, millones de aves mueren después de chocar contra los enormes y poderosos molinos de viento. Este es un tema importante porque estas muertes pueden tener un impacto significativo en la biodiversidad y en la supervivencia de algunas especies de aves.

Los accidentes de aves con aerogeneradores son causados por una combinación de factores. En primer lugar, los aerogeneradores son difíciles de detectar para las aves, especialmente cuando vuelan a gran altura. Además, muchas aves migran a través de grandes extensiones de tierra y no están acostumbradas a los obstáculos artificiales. También pueden ser atraídos por las luces parpadeantes de los molinos, lo que puede hacer que las aves se confundan y se desvíen de su camino.

Hay algunos estudios que muestran que algunas especies de aves, como el águila calva, el búho real y el halcón peregrino, son particularmente vulnerables a los accidentes con aerogeneradores. Estas aves pueden ser atraídas por los ratones y los roedores que se encuentran en las áreas circundantes a los molinos, lo que las hace más propensas a chocar contra las aspas giratorias.

Hay algunas medidas que se pueden tomar para reducir el número de muertes de aves por accidentes con aerogeneradores. En primer lugar, los desarrolladores de energía eólica pueden colaborar con expertos en conservación de la vida silvestre para evaluar los impactos potenciales de los aerogeneradores en las aves locales. Esto puede incluir la realización de estudios de campo para identificar las rutas migratorias de las aves y la ubicación de los refugios importantes.

Además, los aerogeneradores pueden ser diseñados y ubicados de manera más inteligente para minimizar su impacto en las aves. Por ejemplo, los molinos pueden ser colocados en áreas donde las aves no migren y pueden ser diseñados con una forma y un color que sea más visible para las aves. También se pueden implementar tecnologías como sistemas de detección y evitación de aves para ayudar a reducir el número de accidentes.

En resumen, las muertes de aves por accidentes con aerogeneradores son un problema importante que requiere la atención y la acción de la industria eólica, la comunidad científica

¿ Cómo criar tórtolas ?

Caín y Abel : dos tórtolas turcas pequeñas rescatadas de una muerte segura.

Sería el mes de octubre, cuando en las tierras de Toledo comienza a formarse el rocío vespertino que humedece las jaras y la grama de sus amplias planicies.

Los erguidos árboles ya necesitaba una poda de saneo, para poder seguir ofreciéndonos su sombra y frescor cuando los primeros rayos de sol veraniego pintaran de anaranjado y amarillo el campo ya diezmado por el calor estival .

Las sierras y motosierras comienzan a rugir, cortando con precisión las ramas sobrantes de pinos, arizónicas y frutales. De repente todo queda en silencio, durante unos segundos pensé que el trabajo había terminado, pero no. Una pausa requerida, al descubrir en el suelo un maltrecho nido con ramas destartaladas cruzadas.

Sobre ese amasijo desordenado de palos, descansaban dos pequeños polluelos, que en un principio no supe identificar, si se trataba de palomas torcaces, palomas comunes o tórtolas.

Con sumo cuidado recogí a los dos pequeños pichones, lamentando haber serrado la rama que les servía de apoyo a su nido. En ese mismo momento sentí la obligación de convertirme en su cuidador. Y no cejar en la labor, de recompensar el daño infringido con cariño, alimento y cuidados a estos dos pequeños pajarillos.

Aquí comienza la historia de Caín y Abel, así bautizados por sus primeros comportamientos en cautividad.

DIA PRIMERO.

El primer reto que me planteo es si aceptaran la alimentación y como conseguirlo. Estos dos pequeños no superaban los 4 0 5 días de edad, por lo cual la dificultad de embucharlos era máxima.

Tras unos minutos en el lugar de la caída fatal, pude observar como una pareja de tórtolas turcas, se comportaba extrañamente revoloteando de aquí para allá. Con gran nerviosismo se posaban insistentemente cerca de la rama caída. Evidentemente se trataba de los progenitores de nuestros dos pequeños protagonistas.

Aunque sintiendo gran pesar por ver a esos dos padres buscar con desesperación a sus pollos. Más adelante entendí que gracias al accidente sucedido Caín y Abel tuvieron grandes oportunidades para prosperar en su futura existencia.

Estos dos pequeños llegaron a mis manos solo cubiertos por plumón amarillo y con los ojos aún cerrados.

Ya identificados rotundamente los polluelos, sabiendo que se trataba de tórtolas turcas solo quedaba proveerse de la comida necesaria para su cría. Así lo hice, me aprovisioné de semillas para granívoros, trigo, mijo y pasta de cría.

La primera ingesta suponía un gran desafío, pues no sabía exactamente como reaccionarían las pequeñas tortolitas a la cercanía de mis mano. Decidí por ello usar una jeringuilla con el fin de imitar lo que pudiera ser el pico de sus progenitores. Con un poco de habilidad para abrirles el pico todo fue bastante bien. Aquí os dejo el video para que podáis disfrutarlo.