Ánade real

el llamativo color del ánade real

Es el antepasado de nuestros patos domésticos.

El ánade real es el pato mejor conocido y más extendido de toda Europa. ¿Qué sería de nuestros lagos y estanques sin esta hermosa y simpática ave?

Pareja de ánade real
pareja de ánade real

Aunque existen numerosas especies de patos salvajes, el primero que se nos viene a la cabeza es por supuesto este pájaro. Con acercarnos a cualquier parque que disponga de un pequeño recinto de agua encontraremos a este extendido animal.

El ánade real no es exigente y se adapta fácilmente a los más variados medios naturales. La menor charca le atrae, no es de extrañar entonces que sea un pato que se ha integrado a la vida urbana sin ningún reparo.

El ánade real tímido y perseguido

Hace algunos años para poder ver este hermoso animal debíamos desplazarnos a humedales aislados, pues la presencia del ser humano era rechazada por estos animales. No en vano el ánade real fue durante mucho tiempo la presa preferida de los cazadores muy castigado y diezmado en su población.

Ha día de hoy sin embargo, y gracias a su facilidad para adaptarse podemos verlos a escasos metros y disfrutar de su bello plumaje sin necesidad de desplazarnos a zonas despobladas.

Ánades reales volando
tres ánades reales en vuelo

El ánade real pasa gran parte de su vida en tierra, donde se encuentra a gusto, pero le agrada el agua y busca zonas húmedas para juguetear y reproducirse.

Sus costumbres son diurnas y despliega su actividad en pleno día. Pero allí donde se siente amenazado, se vuelve prácticamente nocturno. Por otra parte diremos que sus vuelos migratorios estacionales los efectúa de noche.

Ánade real macho
el llamativo color del ánade real

Este animal es increíblemente tímido y desconfiado, en el estado salvaje se esconderá en lo más profundo de la vegetación de un pantano, en cuanto presiente peligro. Se queda inmóvil horas enteras, esperando pacientemente a que los intrusos se alejen.

Este pato es sociable durante buena parte del año, excepto en la época de reproducción, durante ese tiempo la hembra se aísla y cría sola a su progenie.

Patitos de ánade real
pollitos de ánade real

Este comportamiento dista mucho de la actitud que exhibe en el medio urbano, es curioso, amigable y si es alimentado en el lugar que habita por el ser humano, prácticamente comerá de nuestra mano.

el pato desplumado y polígamo

Durante la época de muda de verano, estos animales pierden su capacidad de volar siendo prácticamente invisibles. Es un ave polígama y cada macho se ocupa de dos o cuatro hembras.

Curiosidades del ánade real

Incubación : de 22 a 29 días.

Número de huevos: de 8 a 12.

Peso del huevo: 55 a 67 gramos.

Peso del adulto: 700 a 1.400 gramos.

Longitud: 45 a 55 cm.

Envergadura: 80 a 95 cm.

Las crías siguen a su madre al agua pocas horas después de la eclosión.

Grupo: vertebrados, clase: aves, orden: anseriformes, familia: anátidas, género y especie: anas platyrhynchos.

Un comentario en “Ánade real”

  1. En Zaragoza, (observaciones continuadas de ejemplares sinárquicos de ánade real sobreviviendo en libertad, algunos de ellos con 6 años al menos de parejas de comportamiento monógamo estables) he visto una pata con 18 patitos, (zona de Plaza Imperial) y varias con 14 (Parque del Agua) y 13 (Río Ebro). La temporada pasada (2019) dos de ellas (Río Ebro) completaron la crianza de 12 patitos hasta su estado adulto. Por fotografías fechadas de terceros en internet y mis observaciones, es mi estimación que en el Ebro zaragozano hay ejemplares de hasta unos 11 años de edad al menos. De 7 con total seguridad por las mías, tanto machos como hembras.

    En Zaragoza el número de varones adultos excede al de las hembras en casi una proporción dos a uno, cosa que he leído también se da por Madrid. Ni que decir que eso significa que hay un buen número de varones que no consiguen tener pareja, y hay familias en la que aparte del macho reproductor hay hasta dos varones más (lo que les proporciona por la fuerza conjunta mayor status y capacidad de defensa física y territorial), con lo que he visto familias de 1, 2 y 3 varones con 1 hembra. Los solteros o van de aquí para allá intentando incorporarse a familias de su interés, o solos o con un amigo; y por supuesto también en grupos de tres o más -hermanos o amigos- mientras son recién llegados al estado adulto, y en los grupos extensos típicos de cuando concluye el celo. No es la situación, me dice quien lo ha visto, en Barcelona ciudad, en que las hembras le parece puedan ser como el doble de los varones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *